DESCENSO  DEL  GALLEGO  EN  BTT

            A las 7 de la mañana quedamos con los componentes del "CLUB  CICLISTA  PEDALINOS" para cargar las bicicletas en la furgoneta que hemos alquilado en HISPANIA, le colocamos una baca con 10 portabicicletas propiedad del club y con la gente que no cabe en la furgo, se van en el Canfranero hasta el apeadero de Riglos, ya que es este el lugar desde el que vamos a descender el río Gallego.

        Con la furgoneta llegamos sobre las 9 al pueblo de Riglos, paraíso de los escaladores, pero el tren llego a las 10.30 o sea 3 horas de viaje. Les preguntamos a los que habían ido en el tren si había pinchado. En el bar que está a la entrada nos comimos unos huevos fritos con jamón, regados con vino, cafecito y alguno copa y puro.

        Alrededor de las 11.30 empezábamos a pedalear, vaya horas, entraban ganas de echarse la siesta en vez de pedalear. El grupo estaba formado por 17 integrantes, la mayoría del Club y algun acompañante.

        Foto a la salida del pueblo en la placa en homenaje a los Montañeros caídos en los Mallos de Riglos. La bajada hasta la carretera fue rauda y veloz. Pedaleamos por la carretera hacia Ayerbe(izqda) unos metros, hasta que encontramos un camino a la derecha, que es el que cogemos. Rodeados de campos de cereales, amapolas y frutales, nos acercamos al río Gallego, que nos vamos a acompañar varios kilómetros en su discurrir por tierras aragonesas. Toboganes y arroyos nos dejan en una carretera comarcal que cruzamos para tomar el camino que sale a la derecha de esta. Allí esperamos a un componente del grupo, ya que la biela le da problemas y se le sale el pedal. En el siguiente tramo, contactamos con la furgo y arreglamos el problema. Cruzamos el pueblo de Eres y hasta Biscarrues seguimos por camino asfaltado, bonito paisaje con los Mallos como telón de fondo. Campos verdes y húmedos por las lluvias caídas en esta semana. Salimos a una carretera mejor asfaltada y la gente empieza a formar pelotón con pequeños ataques y otros al rebufo van aguantando como pueden. Encontramos desvío a Puendeluna a izqda, entramos en el pueblo y lo cruzamos hasta encontrar el canal que vamos a seguir durante muchos kilómetros. Aquí ya empieza a desperdigarse el grupo.

        Llegamos a una carretera que cruzamos, para llegar hasta la carretera que va a la Paul, donde se vuelve a formar abanicos hasta la carretera de Zuera. Algunos empiezan a sufrir la acumulación de kilómetros en sus piernas y los calambres y pinchazos  hacen acto de presencia.

        En el pueblo de Zuera, paramos para recuperar fuerzas y líquidos, lo celebramos con unas jarras de cerveza para aplacar el excesivo calor. Aquí se rompe el grupo, ya que unos deciden seguir por caminos y otros por carretera hasta Zaragoza. Yo opté por seguir la carretera hasta Villanueva de Gallego y después por el Polígono y la Autovía llegamos a Zaragoza.

        En esta ocasión realizamos el recorrido Marta, Chivuti y Yo, de los habituales en estos menesteres.

 

        Al final salieron 90 km en 4 horas de pedaleo efectivo.

        Hasta otra

 

ir al índice btt ir ir al índice viajes ir al índice expediciones ir a página del club