VII  EXTREME   BARDENAS

27 de junio de 2004

PREVISIÓN METEOROLÓGICA: DESPEJADO

KILÓMETROS  106,5 KM

¿¿¿  AGUANTAREMOS  ???

        Me levanto y voy a buscar a Gonzalo que va a ser mi acompañante sufridor en este día de bicicleta. Cogemos la autopista y llegamos hasta PERALTA y luego retrocedemos 15 km hasta Arguedas. (Teníamos que salir en Tudela y luego ir a Arguedas, que es más corto).

        Casi no llegamos a tiempo de retirar los dorsales, ya que el pueblo de ARGUEDAS está a tope de coches, bicicletas, gente. Nos cuesta recorrer todo el pueblo, encontrar sitio cerca del polideportivo, vamos corriendo a por el dorsal, nos vestimos de faena y llegamos a la salida con 4´ sobre las 9 horas, que es la hora de salida. Al salir casi de los últimos, tardamos mucho en poder pedalear con un ritmo constante, callejeamos por el pueblo y el público nos aplaude al pasar.

        Tras 2,8 km pedaleando por dentro del pueblo, ya tomamos la carretera hacia el Polígono. Los 1500 corredores que nos hemos dado cita este día tan caluroso, parecemos una serpiente multicolor. Nos desvían por una senda llena de polvo, no se puede adelantar a nadie y al llegar a cualquier pequeño repecho tenemos que echar pie al suelo.

        Poco a poco se va despejando y se puede pedalear cómodamente. Antes de llegar al primer avituallamiento que está en el km 25 tenemos la subida de la Cuesta Zapata, allí nos hemos juntado con unos amigos de Gonzalo, Cristóbal y José, con ellos llegamos al avituallamiento sólido- liquido muy bien abastecido de plátanos, pastelitos, naranjas, agua, aquarius. Es difícil echar un pisito con tanta gente por todos lados, pero es necesario para seguir pedaleando. Cuando acabamos nos ponemos a la fila ya que al ser controlados los primeros 75 km, la gente conforme acaba se pone detrás del coche de la organización.

        Afrontamos el segundo tramo entre campos muy polvorientos, en los que la mascarilla de pintor que llevo me va de miedo, ya que es dificultoso respirar. Se levantan nubes de polvo en las cuales es complicado saber donde esta el camino. Damos una vuelta completa y pasamos de nuevo por el avituallamiento la bajada en la Cuesta Zapata es rápida y peligrosa por las nubes de polvo que tapan el camino. Al acabar pedaleamos mucho más cómodos por la pista polígono, pasando por la puerta del Cuartel Militar. Casi llegando a Castill de Tierra, nos adelantan unas motos grabándonos al paso de las formaciones de los Tres Hermanos.

        En Castill de Tierra, nos obsequian con una bolsa en la que tenemos un sandwich, danino, galletas, agua, aquarius, almendras. Aquí tarda un poco en arrancar el pelotón y la gente coge agua en un camión cisterna que ha puesto la organización. Los camel-back se van llenando. Yo creía que la sensación de sed, iba a ser mucho más fuerte, pero se podía aguantar bien aunque el calor en algún momento era achicharrante.

        La salida por la pista del Polígono es rápida, además la amplitud de la pista te da opción para ir adelantando a grandes grupos que se forman, tomamos la pequeña subida hacia El Caldero, que nos llevará hacia el Monumento al Pastor en el Lugar denominado EL PASO. En este tramo me empecé a encontrar fuerte y junto con Cristóbal formamos un dúo para ir subiendo posiciones en la carrera. Yo creo que en este tramo hasta el Paso adelantaríamos a unas 500 personas, parecía que no hubiese cabeza de este largo pelotón. Al llegar al monumento y girar los corredores vemos que tenemos delante unos 120 corredores. Pequeña parada, trago de agua, glucosa, anticalambres y a seguir como vamos muy animados por la posición de carrera.

        A partir de este momento los corredores, ya pueden ir al ritmo que quieran y aunque no es una carrera en si, sino una cicloturista, te vas animando conforme avanzan los kilómetros y no quieres perder posiciones.

        En el último tramo del recorrido, donde hay multitud de toboganes y zona rompepiernas, sobre el km 80 pincho, le grito a Cristóbal que me deje su bomba y me dice:

                    CRISTÓBAL :"Creo que no hincha  muy bien"

                    JOSÉ:  no te preocupes sigue y consigue un buen puesto.

                    CRISTÓBAL no que me quedo ayudarte.

                    JOSÉ:  vete hombre, después del tirón que hemos dado.

        Cristóbal se va y empiezo a cambiar la cámara, saco la rueda, meto la cámara nueva, me pongo a hinchar la rueda y aquello no metía nada de aire. Vaya mierda, allí parado mas tirado que una colilla y viendo como pasa la gente. Hasta que un alma caritativa me mira y me dice, ¿que haces?                                                                         y le digo : que he pinchado, pero la bomba esta rota. Se baja me presta su bomba y le meto aire a toda pastilla aunque no el suficiente. Aquí estuve cerca de 20´ parado

        Entro en una zona de toboganes, mucho polvo y veo como están sacando a un corredor de un barranco de 8 metros de altura, al que ha caído, y está el helicóptero esperando para evacuarlo. (Por suerte no fue grave el accidente).

        Me toca afrontar la subida en la Bajada de las Yeguas, en la cual uno de la organización nos anima desde lo alto, donde han colocado otro avituallamiento. 2 botellines de agua me bebo seguidos tras este esfuerzo, pido la bomba a uno que estaba allí tirado y le doy presión a la rueda, estamos ahora en la zona de la Estroza y pasamos cerca del Embalse del Ferial.

        En la Bajada del Rey la gente ya se nota bastante tocada pero anima mirar a lo lejos y ver las antenas de la Ermita del Yugo. Este tramo entre campos de cereales se me hace eterno. Por fin salimos a una pista principal y que nos dejara en la ermita del Yugo. En esta subida la gente se baja de la bici, a mi me falta el canto de un duro, pero poco a poco logro coronar, nos dan un botellín abierto que la gente bebe sin bajar de la bici. En esta subida no corría nada de aire y la temperatura seria de 38º C. Solo nos queda la bajada rápida por carretera y mas tarde por pista hasta Arguedas, ya tenemos la meta allí, un ultimo esfuerzo y se acabó.

        Al cruzar la meta nos recogen el dorsal y nos obsequian con una bolsa con productos de la tierra. Rápido a dejar la bici en el coche y a remojarnos en el Polideportivo. Habían preparado una barras de bar con sombra para comer los espaguetis que habían cocinado. Yo solo me pude beber 5 Aquarius seguidos, era lo único que me entraba.

        Al final Cristóbal entro el 127, yo tras mi pinchazo el 313 y Gonzalo un poco por detrás 676.

        Era mi primera participación en un evento de estos y creo que no será la última. La organización se merece un 10 ya que tanto los avituallamientos como el ambiente que se genera en este pueblo son magnificos.

        Ya estamos esperando a que abran las inscripciones para participar en la VIII Extreme Bardenas 2005.

        Para más información visitar la página oficial       www.extremebardenas.cjb.net

 

ir al índice btt ir ir al índice viajes ir al índice expediciones ir a página del club